Indicador de salud

Los indicadores, son medidas que cuantifican o cualifican dimensiones del estado de salud de una población determinada, considerando las variables en estudio, por lo cual se hace indispensable en las estadísticas sanitarias de cualquier país.

Es importante considerar las siguientes características deseables de los indicadores:

1. Factibilidad, es decir que sea posible conseguir los datos necesarios.
2. Simplicidad, para su cálculo e interpretación.
3. Bajo costo, en el sentido de que no haya necesidad de destinar presupuestos especiales para la obtención de los datos.
4. Poder discriminatorio, porque debe permitir determinar las diferencias existentes entre los niveles de salud que se pretenden medir.
5. Objetividad, o propiedad de dar los mismos resultados independientemente de la persona que lo aplica.
6. Validez, que mida lo que pretende medir.
7. Confiabilidad, que tenga una relación numérica estrecha entre la variabilidad obtenida de la medición y la variabilidad total (puntajes de la medición más puntajes del error).

Algunos de los indicadores de salud más usados son: 

Indicadores del nivel de salud alcanzado: tasas crudas de mortalidad, morbilidad y natalidad, tasa de mortalidad, morbilidad y natalidad especificadas por causas o por un sector de la población.

Indicadores sobre las condiciones ambientales: porcentaje de población con agua potable, porcentaje de población con sistema adecuado de exposición de excretas.

Indicadores de recursos y actividades de salud: número de profesionales de la salud por 100 o por 1000 pacientes, porcentaje de defunciones con atención médica, número de camas hospitalarias por 1000 habitantes.

Para ampliar más la información presentada, pueden revisar el siguiente enlace:


Referencia

Camel, F. (2010). Estadística médica y planificación de la salud, Tomo II. Mérida: Consejo de Publicaciones de la Universidad de Los Andes.

Entradas populares de este blog

Proporción, razón y tasa.

Medidas de tendencia no central

Diagrama de tallos y hojas